Bio

La fotógrafa argentina Gisela Volá toma fotos porque se hace preguntas. Entiende la fotografía como una herramienta de investigación tan personal como colectiva sobre el deseo, las identidades, las generaciones, las desigualdades. Indaga con intuición sobre temas sociales contemporáneos mientras busca construir una mirada capaz de revelar una verdad diferente. Se mueve por territorios e invita a quienes están del otro lado de la cámara a que sean voces participantes para así crear una nueva subjetividad compartida.

Toda exploración es testimonio de una historia. Su mirada desprejuiciada y amplia le permite retratar el crisol de clases sociales que conforman Latinoamérica. Hay algo que se comprueba, cada vez que saca fotos, y es que observa identidades. Ha hecho un largo recorrido, que la llevan a hoy entender los feminismos como no binarios.

Sin importar el contexto ni cuál sea la historia ni quiénes —se supone— la protagonizan, ella mira qué hace, qué sufre, qué quiere, qué dice, qué calla y qué sueña la alteridad. Así, en cada foto, se muestra en carne viva, dispuesta a ser transformada.

Estudió Cine en la UNLP (Universidad Nacional de La Plata) y en IDAC (Instituto de Arte Cinematográfico de Avellaneda), Maestría en Periodismo Documental en UNTREF (Universidad Tres de Febrero) en Buenos Aires. Clínicas de obra con Adriana Lestido, Emir Kusturica, Márcos López y Joan Fontcuberta.

Participó en más de treinta exposiciones, festivales y encuentros en México, Uruguay, Chile, Paraguay, Ecuador, Grecia, EEUU, España, Francia  y Argentina, entre otros. Obtuvo el 1° Premio de la Bienal de Arte de Cuenca 2009 y el 1° Premio Picture of the Year Latinoamérica en 2012 y 2014 entre otros. Es parte de la cooperativa Sub, que publicó cientos de historias latinoamericanas en The New York Times, Gatopardo, Crisis, Página/12 o Le Monde, entre otros medios nacionales e internacionales.

Además de autora de proyectos visuales, se dedica a la gestión cultural creando espacios de difusión y a la docencia, desde donde nutre la búsqueda creativa crítica y lúdica. En las tres áreas atraviesa formatos y géneros, convencida de que la realidad supera la ficción y de que un poco de fantasía, imaginación y poesía pueden potenciar nuevos sentidos de representación.

Es miembro de Cooperativa Sub, Vist project, Women Photograph, Foto Féminas. Nominadora 6×6 Global Talent Program del World Press Photo.